Lunes 15 de Abril de 2024

Elon Musk demandó al CEO de OpenAI, Sam Altman, por incumplir la misión fundacional de desarrollar IA para el beneficio de la humanidad

Elon Musk demandó al CEO de OpenAI, Sam Altman, por incumplir la misión fundacional de desarrollar IA para el beneficio de la humanidad

Elon Musk ha presentado una demanda contra el CEO de OpenAI, Sam Altman, alegando que la empresa abandonó su misión original de desarrollar inteligencia artificial (IA) «para el beneficio de la humanidad». La demanda, presentada ante un tribunal de San Francisco, sostiene que Altman y el cofundador Greg Brockman incumplieron el acuerdo fundacional al convertir OpenAI en una subsidiaria de facto de código cerrado de Microsoft.

Orígenes de la disputa

En 2015, Altman y Brockman persuadieron a Musk para cofundar un laboratorio sin fines de lucro que desarrollaría IA general en beneficio de la humanidad. Sin embargo, según la demanda, OpenAI se ha transformado en una entidad orientada a maximizar las ganancias para Microsoft, en lugar de cumplir con su misión original.

Incumplimiento del acuerdo fundacional

La demanda alega que OpenAI violó el acuerdo fundacional al no poner su tecnología «libremente disponible» al público, como se había acordado originalmente. La asociación estratégica de OpenAI con Microsoft, que invirtió 13,000 millones de dólares en la empresa, ha llevado a la acusación de que OpenAI ahora trabaja para maximizar los beneficios de Microsoft en lugar de los de la humanidad.

Respuesta de OpenAI y descontento de Musk

En respuesta a la demanda, OpenAI no ha realizado declaraciones públicas, pero se filtró una circular interna donde Jason Kwon, director de estrategia de la compañía, expresó que las afirmaciones de la demanda podrían deberse al arrepentimiento de Musk por no estar involucrado en la empresa actualmente.

Kwon comentó: «Es profundamente decepcionante ver a Elon emprender estas acciones contra una empresa que él mismo ayudó a fundar, especialmente teniendo en cuenta su estrecha colaboración con algunos de vosotros que seguís aquí trabajando por la misión”.

Historia completa

La disputa entre Musk y Altman tiene raíces en la salida de Musk de OpenAI en 2018, citando preocupaciones sobre los riesgos de la IA. La demanda busca obligar a OpenAI a cumplir con el acuerdo fundacional y regresar a su misión original de desarrollar IA generativa para beneficio de la humanidad, no para beneficiar a individuos y a la empresa tecnológica más grande del mundo.

Microsoft está siendo analizada por reguladores antimonopolio de la UE debido a su inversión en OpenAI y una reciente alianza estratégica con Mistral AI.

Vicky Fuentes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *