Miércoles 24 de Abril de 2024

Polvaredas y caída de ceniza afectan calidad del aire en zona conurbada de Puebla capital

Polvaredas y caída de ceniza afectan calidad del aire en zona conurbada de Puebla capital

La zona conurbada de Puebla capital se ve afectada por la combinación de dos fenómenos naturales: la actividad del volcán Popocatépetl y las rachas de viento asociadas al Frente Frío número 42. Este escenario ha generado polvaredas y una densa caída de ceniza, comprometiendo la calidad del aire y la salud de los habitantes.

La actividad del volcán Popocatépetl, que se mantiene en la fase 2 de alerta amarilla, ha expulsado cenizas en las últimas horas, generando una capa sobre la zona conurbada de Puebla. Esta situación se ve exacerbada por las rachas de viento, que dispersan las partículas contaminantes y contribuyen a la formación de polvaredas en el cielo.

La Red Estatal de Monitoreo Atmosférico (REMA) ha registrado una calidad del aire insatisfactoria en el sur y norponiente de la zona metropolitana de Puebla, así como concentraciones de contaminantes por encima de lo establecido en el municipio de Atlixco. Particularmente, las partículas menores a los 10 micrómetros, asociadas a la actividad del Popocatépetl y la movilidad vehicular, han superado los límites normativos.

Además, los incendios forestales registrados en días recientes en entidades cercanas a Puebla podrían influir en la calidad del aire en el corto plazo, sumándose a los efectos de la ceniza volcánica. Estas condiciones adversas han llevado a la Secretaría de Salud a reportar un aumento en los casos de rinitis aguda, con 112 personas diagnosticadas en unidades médicas cercanas al volcán.

La situación atmosférica en la zona conurbada de Puebla capital requiere atención y medidas precautorias por parte de las autoridades y la población. Es fundamental mantenerse informados sobre las condiciones del aire y seguir las recomendaciones de protección emitidas por las autoridades sanitarias. Asimismo, se hace un llamado a evitar actividades que puedan contribuir a la contaminación del aire, como quemas agrícolas o de residuos, para preservar la salud y el bienestar de la comunidad.

Valentina Rodríguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *