Lunes 15 de Abril de 2024

Se hace justicia: Sentenciado a 42 años de prisión el agresor de Esmeralda Millán

Se hace justicia: Sentenciado a 42 años de prisión el agresor de Esmeralda Millán

Esmeralda Millán finalmente encuentra justicia tras cinco años de lucha en el sistema judicial. La agresión que sufrió en 2018, donde su expareja, Fidel ‘N’, le arrojó ácido, ha culminado con una sentencia histórica en México y América Latina.

El Veredicto

El Tribunal de Enjuiciamiento dictaminó la pena máxima de 42 años de prisión para Fidel ‘N’ por el intento de feminicidio contra Esmeralda Millán y las lesiones causadas a Verónica, la madre de la víctima. Esta sentencia, considerada la segunda en su tipo a nivel nacional y en América Latina, marca un hito en la lucha contra la violencia de género.

Antecedentes de Violencia

Esmeralda Millán, una sobreviviente de violencia ácida, enfrentó una relación marcada por violencia psicológica, verbal y física, lo que la llevó a separarse de su agresor. Sin embargo, este la persiguió y finalmente la atacó con ácido en 2018.

El proceso legal

Tras 18 audiencias diferidas y años de litigio, la jueza Rosalba Zárate dictaminó la culpabilidad de Fidel ‘N’ por el delito de feminicidio en grado de tentativa. La asesora jurídica de Esmeralda, Yareri Ruiz, solicitó una pena de 43 años, la cual fue muy cercana a la finalmente impuesta.

Reacción de Esmeralda Millán

Esmeralda expresó su gratitud hacia las fundaciones, amistades y familiares que la apoyaron durante este proceso. Afirmó que, aunque nada puede reparar el daño sufrido, una condena ejemplar puede sentar un precedente para las más de 35 mujeres en todo el país que han sido víctimas de ataques con ácido.

Legislación y cambio social

El caso de Esmeralda Millán contribuye al avance legislativo en materia de violencia ácida. La aprobación de la Ley Malena en la Ciudad de México establece que este tipo de violencia será castigada como tentativa de feminicidio, marcando un importante paso hacia la erradicación de este tipo de agresiones.

Valentina Rodríguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *