Sábado 20 de Julio de 2024

El planeta batirá récords de calor entre 2024 y 2028, advierte la OMM

El planeta batirá récords de calor entre 2024 y 2028, advierte la OMM

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) ha lanzado una advertencia alarmante: hay un 86% de probabilidades de que se establezca un nuevo récord de calor entre 2024 y 2028. Este pronóstico subraya la urgencia de abordar el cambio climático de manera más efectiva y significativa.

Probabilidades de superar los 1.5°C en los próximos años

La OMM estima que existe un 80% de probabilidades de que la temperatura media del planeta supere los 1.5°C sobre los niveles preindustriales en al menos uno de los próximos cinco años. Esta proyección sugiere que la humanidad está lejos de cumplir los objetivos del Acuerdo de París y plantea nuevas preocupaciones sobre el avance del cambio climático.

El informe señala que el año pasado fue el más cálido del que se tiene registro. La OMM prevé que la superficie terrestre se calentará entre 1.1 y 1.9°C respecto a lo documentado en el periodo de referencia.

Falta de avances en las medidas del Acuerdo de París

Los líderes mundiales se comprometieron en el Acuerdo de París a establecer políticas y programas de acción para mantener el aumento de la temperatura promedio mundial por debajo de 1.5°C. Sin embargo, las medidas tomadas hasta el momento son insuficientes, según los expertos.

«Detrás de estas estadísticas se esconde la sombría realidad de que estamos muy lejos de cumplir los objetivos fijados en el convenio climático mundial», afirmó Ko Barrett, secretario general adjunto de la OMM. «Debemos hacer urgentemente más para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, o pagaremos un precio cada vez más alto en términos de billones de dólares en costes económicos, millones de vidas afectadas por un clima más extremo y grandes daños al medio ambiente y la biodiversidad».

El límite de 1.5°C: un umbral crítico para el planeta

El límite establecido en el convenio internacional se refiere a aumentos de temperatura sostenidos por décadas y no en periodos mensuales, anuales o quinquenales. No obstante, desde que se adoptó el tratado, las probabilidades de superar el umbral se han mantenido al alza. En 2015, el indicador era cercano a cero. Entre 2017 y 2021 se elevó a 20% y alcanzó un 66% en las proyecciones anuales para el periodo 2023-2027.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) asevera que “los 1.5°C no son una meta. Tampoco son un objetivo. Son un límite físico”. Los niveles actuales de calentamiento global ya están produciendo efectos devastadores sobre el clima, como olas de calor, precipitaciones y sequías más extremas. La reducción de las capas de hielo y de los glaciares, la aceleración de la subida del nivel del mar y el calentamiento de los océanos son fenómenos preocupantes. La diferencia entre 1.5 y 2°C puede determinar la extinción o supervivencia de algunas comunidades costeras y ser un factor para la destrucción de los ecosistemas naturales que son el medio de subsistencia de 300 millones de personas.

Mayor inversión económica para contener el cambio climático

Celeste Saulo, secretaria general de la Organización Meteorológica Mundial, destacó que la huella ambiental de las actividades humanas e industriales basadas en el uso de combustibles fósiles es el común denominador en esta problemática. Aunque reconoció los avances en el proceso de transición energética a nivel mundial, alertó sobre el gran déficit de financiación.

Los recursos globales dedicados a contener la crisis climática llegaron a 1.3 billones de dólares entre 2021 y 2022. Sin embargo, esta inversión representa apenas el 1% del PIB mundial. En un escenario promedio para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París, “las inversiones anuales en financiamiento climático deben crecer más de seis veces, para alcanzar casi 9 billones de dólares en 2030 y otros 10 billones de dólares hasta 2050”, señaló Saulo.

António Guterres, secretario general de la ONU, advirtió que “estamos jugando a la ruleta rusa. La batalla para limitar el aumento de la temperatura se ganará o se perderá en la década de 2020”. Los especialistas aseguran que el uso de la tecnología y de los sistemas de monitoreo climático avanzados serán herramientas cruciales para revertir la tendencia y contener con efectividad el avance de la crisis climática.

Monitoreo climático avanzado como herramienta crucial

Carlo Buontempo, director del Servicio de Cambio Climático de Copernicus, mencionó que en la actualidad “disponemos de una habilidad sin precedentes para vigilar el clima y esto puede ayudar a optimizar nuestras acciones. Esta serie de meses más calurosos se recordarán como comparativamente fríos, pero si conseguimos estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera en un futuro próximo, podríamos volver a temperaturas ‘frías’ a finales de siglo».

Valentina Rodríguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *