Sábado 20 de Julio de 2024

Epidemia de dengue en América 2024: impacto del cambio climático

Epidemia de dengue en América 2024: impacto del cambio climático

América está enfrentando una epidemia de dengue sin precedentes, y el cambio climático es un factor clave para explicar este fenómeno. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en los últimos seis meses se ha duplicado la cifra total de contagios de dengue registrados en 2023.

Aumento alarmante de casos de dengue en México en 2024

Durante el primer semestre de 2024, los casos de dengue en México han experimentado un incremento del 381%. Hasta junio, se registraron 18,631 casos, en comparación con los 3,869 contagios reportados en el mismo período de 2023. Además, el número de fallecimientos relacionados con el virus ascendió a 26, mientras que el año anterior solo se reportaron cinco víctimas. Estos datos han sido confirmados por la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud Federal.

El dengue es una enfermedad causada por una infección viral transmitida por los mosquitos del género Aedes. En México, circulan los cuatro serotipos del virus: DENV-1, DENV-2, DENV-3 (el de mayor proporción) y DENV-4. Los síntomas más comunes incluyen fiebre, náuseas, dolor de cabeza, malestar muscular o articular y una incómoda sensación detrás de los ojos. Aunque la mayoría de las características no son consideradas de relevancia médica, se estima que 1 de cada 20 pacientes evoluciona hacia un estado grave, con hemorragias internas, fallo de órganos e incluso la muerte.

Medidas de emergencia en México para combatir el dengue

Ante el aumento desproporcionado de casos en todo el país, las autoridades han reactivado el Sistema de Gestión de Incidentes en Salud Pública para abordar el dengue. Esta instancia coordinará acciones interinstitucionales para controlar la enfermedad, siguiendo las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Alerta epidemiológica en América emitida por la OPS

Desde mayo de 2024, la OPS emitió una alerta epidemiológica en toda la región para enfatizar la importancia de la vigilancia, diagnóstico y control del dengue. La enfermedad se manifiesta en epidemias cíclicas cada tres o cinco años. De acuerdo con el órgano de salud, estos últimos meses corresponden a una nueva temporada de dengue en la región de América. Aunque el seguimiento es protocolario, los resultados de la primera mitad del año son anómalos.

El problema de los mosquitos no se limita a México. Según la OPS, con más de 9,3 millones de casos de dengue, América Latina y el Caribe han reportado actualmente el doble de casos en comparación con todo 2023. Hasta ahora en 2024, los países de América Latina y el Caribe han reportado más de 9.500 casos de dengue grave (0,10%) y algo más de 4.500 muertes (tasa de 0,048%).

Factores que contribuyen al aumento del dengue en la región

El aumento del dengue en la región es multifactorial, pero está profundamente vinculado con la actividad del ser humano y su impacto en el planeta. Según la OPS, el mosquito Aedes aegypti está expandiendo su territorio debido a fenómenos como El Niño y el cambio climático. Además, la expansión urbana no planificada, el crecimiento poblacional y la falta de servicios de saneamiento eficientes propician la proliferación de los mosquitos del género Aedes.

El dengue pertenece al grupo de las arbovirosis, un conjunto de enfermedades transmitidas por artrópodos como los mosquitos, aunque también por chinches o garrapatas. Otras integrantes son el Zika, fiebre amarilla y chikungunya. De todas las arbovirosis, el dengue es el que registra más casos en la historia. Dada la facilidad de transmisión y a que no hay medicamento específico para tratar el virus, las campañas de prevención y monitoreo son la mejor estrategia gubernamental.

Perspectivas y medidas de prevención en América Latina

A pesar de la crisis de la enfermedad, las autoridades de salud se muestran positivas. La tasa de mortalidad se conserva por debajo de la meta regional establecida en 0.05%. En lo que va de 2024, América Latina y el Caribe reportan 4,500 fallecimientos o una tasa de 0.048%. “Esta situación resalta la importancia de sostener la vigilancia, fortalecer las medidas de prevención y control, y garantizar atención médica oportuna”, externó Jarbas Barbosa, director de la OPS.

Valentina Rodríguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *