Martes 16 de Julio de 2024

Tormenta solar de magnitud extrema impacta a la Tierra: primera desde 2003

Tormenta solar de magnitud extrema impacta a la Tierra: primera desde 2003

El Centro de Predicción del Clima Espacial informa que la Tierra está enfrentando una tormenta solar de magnitud extrema, marcando el primer evento de esta escala desde el año 2003.

Impacto y pronóstico

La tormenta geomagnética de categoría G5 alcanzó la Tierra a las 6:54 pm EDT y se prevé que persista durante el fin de semana debido a múltiples eyecciones de masa coronal (CMEs) en ruta hacia nuestro planeta. La NOAA ha catalogado este evento como «extremo», recordando las consecuencias pasadas cuando, en 2003, tales tormentas causaron apagones en Suecia y daños en la infraestructura energética de Sudáfrica.

Se espera que más CMEs impacten la Tierra en los próximos días, lo que podría intensificar los efectos de la tormenta.

Efectos observados y recomendaciones

Las redes sociales se han llenado de imágenes de auroras captadas en el norte de Europa y Australasia, destacando la belleza del fenómeno. Las autoridades han solicitado a operadores de satélites, aerolíneas y redes eléctricas que tomen medidas de precaución ante posibles perturbaciones en el campo magnético terrestre.

La Administración Federal de Aviación (FAA) de Estados Unidos no prevé impactos significativos en el sistema de espacio aéreo del país, pero se recomienda mantener precauciones habituales ante la posibilidad de apagones.

Características de las tormentas solares

A diferencia de las erupciones solares que viajan a la velocidad de la luz, las CMEs se desplazan a 800 km por segundo, permitiendo a los meteorólogos prever mejor su impacto al acercarse a una distancia de 1.6 millones de kilómetros.

Consecuencias y alcance

Los campos magnéticos asociados con estas tormentas pueden inducir corrientes en conductores largos, lo que potencialmente causa apagones y afecta la comunicación por radio de alta frecuencia, sistemas GPS, naves espaciales y satélites. Se señala incluso la posible perturbación en especies con brújulas biológicas, como las palomas.

Recomendaciones y observación

Las autoridades sugieren mantener medidas de precaución habituales ante posibles apagones, como tener a mano linternas, baterías y radios meteorológicas. En términos de observación, se invita a la población a salir y presenciar las auroras polares, que podrían ser visibles en lugares poco comunes debido a la magnitud de esta tormenta. Brent Gordon del NOAA recomienda capturar imágenes nocturnas con celulares modernos, ya que pueden revelar sorpresas visuales aún no percibidas a simple vista.

Historia y recordatorio

El «evento de Carrington» de 1859 sigue siendo la mayor tormenta solar registrada, con efectos que incluyeron la destrucción de la red de telégrafos en Estados Unidos y la visibilidad de auroras boreales hasta en latitudes inéditas, llegando incluso a América Central.

Esta tormenta solar reciente nos recuerda la continua influencia del Sol en nuestro planeta y la importancia de estar preparados para eventos espaciales de esta magnitud

Valentina Rodríguez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *